experiencia personal con el método

-Por Ana Carvajal

“Soy bailarina, cuando pequeña fui gimnasta (rítmica). Por lo tanto siempre he estado conectada con el movimiento y creo que bailar es una de las maneras que tenemos de sentirnos libres. Sin embargo cuando deja de ser placentero, cuando encuentras límites, dolores o ataduras lo que te hacía tan feliz se vuelve muy difícil y desalentador. Eso puede pasar en cualquier actividad que a uno le guste o con la vida misma, pues muchas veces empieza a costarnos todo el doble de energía y así cambiamos nuestra postura ante la vida.

Acostumbrada a las clases de danza, siempre me había esforzado por sobrepasar mis límites con dolor y tenacidad, pero con la práctica del Método Feldenkrais ha aparecido una opción más amable de tratarme, sin buscar más modelo que mí misma, como ser único y especial, pues a pesar de que la danza ha evolucionado hacia visiones más humanistas, aun está ligada hacia un ideal.  Por lo tanto, gracias al método, logré sentir de verdad que la manera en que me muevo es más interesante si la dejo llevar hacia su naturaleza y comodidad, pues de esta manera no existe la frustración de no poder hacer algo, reemplazando ésta por el conocimiento y el descubrimiento paciente de mis procesos, los que hoy veo más valiosos que nunca, pues aparecen otras opciones inéditas y más reflexivas, como por ejemplo experimentar cómo es el esqueleto y no los músculos, el que me sostiene.

Esto lo descubrí desde el primer día que comenzó mi formación en Feldenkrais. Después de 4 años, pude reconocer cambios en mi postura, por ejemplo, sintiendo que el peso en los pies está mejor distribuido al caminar o al estar de pie, o observando como mis dolores crónicos en el hombro y cadera han mermado muchísimo, re estructurándose todo hacia un “bien estar” nacido de la relación propia y particular que tengo conmigo misma, mi cuerpo, mis emociones, mis sensaciones, y, en definitiva, mi historia (la que sigue en marcha y en cambio). 

Gracias a mis Profesores: Alan Questel, Lea Kauffman, Angelica Anke Feldmann, Mara Della Pergola, Deborah Bowes, Julie Casson Rubin, Richard Corbeil y Katrin Smithback. que han sido parte de mi formación en Feldenkrais Colombia”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s